Nuevas competencias del abogado del Siglo XXI

13 septiembre, 2017
485 Vistas

Las condiciones y relaciones de trabajo están cambiando al mismo ritmo que lo hacen los mercados. En ese entorno cambiante nadie se libera del esfuerzo que significa adaptarse a los nuevos tiempos. Los abogados tampoco, ya que hoy se vienen formando para enfrentarse en un mundo extremadamente globalizado. 

La fama de competitividad entre abogados, obsesionados con el trabajo individual, está cambiando. A sus competencias se suman habilidades tales como cooperación, flexibilidad o trabajo en equipo. Por ese motivo, hablar de carrera profesional es una realidad en despachos y departamentos de asesoría jurídicas. De este modo, los departamentos de Recursos Humanos se han convertido en un pilar estratégico para los socios, al liderar el cambio cultural y organizativo que esto implica.

Estamos hablando de competencias, pero fundamentalmente competencias técnicas de relación con clientes y desarrollo de negocio de modo individual, pero no en cuanto a las relaciones internas, o al menos, no tan demandantes como ahora. Tradicionalmente los abogados eran profesionales independientes que en la mayoría de las ocasiones se agrupaban para compartir gastos del ejercicio de la profesión y en contadas situaciones compartían ingresos, contacto o clientes. En la actualidad, como empleados por cuenta ajena, comienzan a tener las mismas inquietudes que cualquier profesional perteneciente a las tradicionales “empresas”, comentó Carlos de la Pedraja García-Cosio, Director of Executive Education Law School de IE University con sede principal en Madrid, España.

Pedraja resalta que, al llegar la globalización, los clientes corporativos comienzan a demandar otras series de competencias. Ya no basta la competencia técnica, sino que el cliente empieza a preguntarse por el valor añadido. Por ello, muchos de los abogados han tenido que reinventarse. Ahora tienen un equipo de abogados con un objetivo común que es conocer la esfera del cliente. 

Cabe resaltar que el desafío de los abogados en los próximos años es desarrollar su ejercicio en el ámbito internacional, en un entorno extremadamente competitivo en el que la generación de negocio se ha vuelto una pieza clave. Todos estos cambios forman parte de un nuevo perfil del abogado del siglo XXI. Así, a la vez que aparecen nuevas competencias y otras se vuelven básicas y poco diferenciadoras.

Por ello, IE Law School  tiene por objetivo identificar las nuevas funciones de los abogados en el nuevo entorno. “Nuestra orientación tiene un 30% en materias empresariales, cualquier abogado que pasa por nuestra formación tiene un porcentaje altísimo del conocimiento de estrategia, de marketing, de recursos humanos, con un punto de partida global dando importancia al tema de las negociaciones, comunicación persuasión, temas de innovación, finalizó Pedraja.

Puede interesarte

“El abogado independiente”
Opinión
160 vistas
Opinión
160 vistas

“El abogado independiente”

Opinión - 18 noviembre, 2017

Por: Willy Ramírez Chávarry* Desde que estudiamos la carrera de derecho, nuestros profesores nos advierten que la profesión  del abogado…

Nexo causal entre el agente y el deportista de fútbol
Opinión
99 vistas
Opinión
99 vistas

Nexo causal entre el agente y el deportista de fútbol

Opinión - 18 noviembre, 2017

Por Esteban Carbonell O´Brien* Generalidades: En el ámbito deportivo, los futbolistas aportan su mayor esfuerzo para representar lo mejor posible los…

Lavado de activos: alcances del Pleno Casatorio de la Corte Suprema
Jurisprudencia
172 vistas
Jurisprudencia
172 vistas

Lavado de activos: alcances del Pleno Casatorio de la Corte Suprema

Opinión - 4 noviembre, 2017

Por: Juan José Díaz Campos* El 25 de octubre se publicó la “Sentencia Plenaria Casatoria N° 1-2017/CIJ-433” emitida por los…

Déjanos un comentario